domingo, 5 de septiembre de 2010

TENEMOS COMO PARA HACER DULCE


Pertenecer tiene su privilegios y estamos en condiciones de afirmar que Barracas Central ya pertenece a la ¨B¨; que pagamos el derecho de piso resignando puntos sobre el final, perdiendo partidos injustamente y dejando jirones en el camino de estas siete fechas jugadas. Un calvario de lesiones que ha forzado a un estratega como Kopriva a rearmar semana tras semana un equipo nuevo, un esquema diferente que no lo alejó de su objetivo. Pertenecer tiene sus privilegios y somos privilegiados porque ganamos, porque le perdimos el miedo a la divisional. Seis goles en dos partidos, un doble cinco goleador en la tarde del sábado, un goleador del campeonato. Jugadores de jerarquía que reemplazan a jugadores de jerarquía de baja por lesiones. Tenemos como para hacer dulce.
Ayer la víctima fue Comunicaciones, que se cae a pedazos en el final de la tabla, un rival directo por la permanencia.
Todavía no lo creo, pero en la apariencia de un equipo largo, formado de atrás para adelante, preocupado por el cero en su arco, con pocas llegadas y un juego cansino, aparece un demoledor de rivales en el segundo tiempo, con llegadas masivas, con definiciones de calidad y con poco riesgo para su arco.
Expulsaron al ¨Chino¨, pero vendrá el ¨Paraguayo¨, se lesionó Rubira, pero apareció Pablo. Todos juegan a lo mismo y ese equipo largo y cansino pasó el trapo en Agronomía en un partido malo, pero que nos sirvió.
El encuentro me exime de comentarios, jugaron bien todos, incluso Castagnino que ingresó en el segundo tiempo. Ya viene un San Carlos descansado y un Italiano que levanta; estamos haciendo historia y vamos por buen camino. Tenemos para hacer dulce y el sábado me empalagué.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada