sábado, 13 de agosto de 2011

LA BUROCRACIA "MATÓ" AL SENTIDO COMÚN


Barracas Central - Ferro de Merlo iban a jugar en el gimnasio de Villa Modelo, pero este no estaba en condiciones -tenía agua acumulada- y se suspendieron las terceras y primeras divisiones. Los clubes y la dirigencia de Villa Modelo acordaron jugar en el flamante microestadio si el árbitro lo autorizaba. Este llamó a la AFA para preguntarle a sus superiores la viabilidad de esta solución, pero las autoridades arbitrales impidieron que se juegue pues el nuevo gimnasio (que se encuentra en el mismo predio de Limay y de De la Serna) aún no está oficialmente habilitado.
La Comisión de Futsal había dado su consentimiento, si bien lo que prevaleció es la decisión del organismo administrativo que tiene que ver con la designación de los jueces.
De esta manera, un importante partido del torneo de Segunda finalmente se frustró por un inconveniente puramente burocrático, ya que el estadio inaugurado hace un par de meses, posee todas las comodidades acordes a un espectáculo de primer nivel. Lo más difícil, era que la gente de Merlo entendiera que deberá volver a Gerli más adelante y entresemana, pudiendo haber jugado anoche ese partido.
Publicado por "LA VOZ DEL FUTSAL"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada