martes, 2 de agosto de 2011

TODOS LOS AÑOS, TODAS LAS ILUSIONES


Generalmente cuando faltan pocos días para empezar un campeonato, los hinchas del ascenso solemos aumentar las expectativas sobre las posibilidades reales con las que cuentan nuestros equipos para lograr el objetivo de subir de categoría. Para nosotros todo es diferente, es novedoso. Potenciamos a los jugadores que vienen del año pasado con un nuevo crédito a título de un posible crecimiento futbolístico y una cuota mayor de experiencia. Con relación a los refuerzos, siempre son los mejores, y aunque no lo hayamos visto jugar, nos ilusionamos que la rompan en el torneo. Lo de siempre en cada hincha, el saber los pequeños detalles, el mirar cada sitio, cada revista, cada blog, el escuchar cada programa de radio del ascenso en procura de una novedad, de un chisme, de un resultado amistoso. Eso pasa por el corazón y la cabeza de un hincha de club de ascenso en la Argentina. Una serie de sensaciones que con el correr de los partidos se irán potenciando o desvaneciendo de acuerdo a los resultados y a los rendimientos obtenidos.
Yo no soy la excepción y a través de este portal suelo colocar lo poco o mucho que rescato sobre mi querido Barracas Central, con la misma pasión y amor que lo haría cualquier simpatizante de la familia ascenso.
Por lo que pude ver, leer y escuchar en esta pretemporada, el equipo de Kopriva buscó armar un nuevo perfil manteniendo la base del exitoso campeonato anterior. Pero lo más importante es la permanencia de Kopriva como técnico una temporada más. A partir de allí todo, el esfuerzo de Chiqui por mantener hombres fundamentales en el andamiaje camionero como Matos y Peralta, por ejemplo. Las incorporaciones de Pablo Rodríguez, Pastor, Orsi y otros hombres, reforzaron al plantel en función ofensiva, pues esta temporada aparentemente se intentará pensar un poco más en el arco de enfrente.
Se fueron tipos importantes con Avalo, Almada Flores o Grecco, pero supongo que este será el campeonato de los pibes del club, como Lucas Gómez, Arce, Palacio o Garay. Tal vez se incorpore algún delantero más antes del inicio de los partidos, pero el objetivo, el trabajo y la actitud será la de siempre, tratar de crecer cada año, en cada momento, con esfuerzo y humildad. Con esto tenemos el éxito asegurado.
Cada año se renuevan las esperanzas por un ascenso, por el progreso, por el crecimiento, por el logro y la felicidad que esto conlleva. Cada año, como todos los años antes del inicio se renuevan las ilusiones en cada club del ascenso; todos los años, todas las ilusiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada