viernes, 4 de junio de 2010

SOY LO QUE SOY


No me gusta habar de mi mismo, pero este es mi blog y a veces uno tiene que dar explicaciones del porqué de muchas cosas que vengo haciendo en internet. Esto viene a colación por una serie de comentarios críticos que he recibido cuestionando la proyección y el objetivo de esta página, la falta de autoridad e información que supuestamente poseo para hablar sobre determinados temas que escapan al estricto contenido deportivo, o puntualmente sobre la actualidad de Barracas Central, mi club.
Además he recibido de estos examinadores las diatribas sobre mi condición de hincha del ¨Camionero¨ y el material implícito en este sitio, su estilo, como así también acuso un cierto mensaje con su significado que apunta a la chacota y a la burla, por montar un blog de escaso registro o popularidad. Como vas a hablar de fútbol si eras un croto jugando y de que te la das, si vas a ver a Barracas solamente cuando gana; y de estas tengo muchas más. Barracas no me da de comer, solo me regala amigos, entusiasmo y sueños. La vida me confiere otras cosas y en este pórtico también apunto a ellas.
Quiero dejar en claro que este portal no es un sitio oficial de Barracas Central, ni es una página deportiva o informativa; no soy un barra ni un periodista (respeto demasiado esa profesión para contaminarla con mi presencia), ni soy solamente un hincha, simpatizante, torcedor, parte de la fanaticada de un equipo de la ¨B¨ o un simple tifosi de una scuadra di calcio. Soy mucho más; soy una persona, un individuo, un ciudadano que le gusta el fútbol y que cuenta a Barracas Central como su único ímpetu futbolero por más de cuarenta años, pero no como su única pasión.
Tengo un taxi y trabajo en Buenos Aires y como se imaginarán llevo en mi habitáculo a todas las formas de la miseria humana. Cada experiencia de vida conlleva una definición, una opinión, un comentario. Durante años alimente al aire con mi verbo, aturdí amigos y parientes con mis enunciados; durante años le hablé al silencio. Pero Blogspot es mi casa, internet es mi hogar, un defensa y un resguardo.
Me importa el lector, pero no me interesa su lectura; no manejo los ojos ni el mouse de los demás. Este es mi espacio y escribo cuando puedo y quiero o tengo algo que decir, y aunque nadie lo lea es mi humilde obra, solo una opinión escrita en un teclado.
Si es cierto, era un matungo jugando al fútbol y en los últimos años mi laburo me quitó espacio para ir a la cancha, pero soy lo que soy, el ¨Rata¨ de Barracas Central.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada