martes, 1 de junio de 2010

UNA HOJA, UN DESTINO


Días pasados, revisando viejos papeles, me encontré con una hoja que había confeccionado allá por la década del 80. En ella concebí una suerte de organigrama en el que estaba plasmado el dibujo de mi Barracas Central ideal. Me pareció poco ilustrativo transcribirlo en este blog de forma íntegra, pero deseo transmitirles el concepto y el significado de aquella visión.
Había trazado un esbozo que contemplaba una Comisión Directiva con todos sus miembros y lógicamente con su Presidente. Una Secretaria pegada a la CD y los distintos Departamentos que movilizaban la maquinaria de este Barracas imaginario.
El Departamento de Prensa se encargaba de las acreditaciones, la promoción barrial de las actividades del club, apuntando a colegios e instituciones, la publicidad, la confección de una revista, la emisión de un programa de radio, el contacto con los medios y los socios, el reclutamiento, el merchandising y la boutique, la llegada hacia aquellos hinchas que se encuentran por el mundo y las relaciones públicas.
También había un Departamento Jurídico y uno Médico.
Una de las áreas importantes de mi organigrama era la Administrativa, con su profunda tarea contable, de cobranza y control, registros de vitalicios y gestión de viajes, todo hecho con las insipientes computadoras de la época; además contaría con un apartado de historia, archivos y hasta un museo.
El Departamento de Infraestructura tenía dos sectores definidos; el de Proyectos y Obras, que sentaba las bases de las ampliaciones del campo de juego y la factibilidad de realización de la nueva sede de Caseros y Entre Ríos (un gran sueño barraqueño) y el de Mantenimiento (cancha y polideportivo).
Tenía un Departamento de Cultura que estimulaba actividades como ajedrez, cursos, cine, talleres, idiomas, exposiciones y la tan querida biblioteca que alguna vez tuvimos.
El Departamento de Recreación concentraba las actividades del camping, bailes, asado, peñas y eventos.
El Fútbol tenía su área dividida en primera e inferiores, un apartado para estadísticas, trámites en AFA, mutual de ex jugadores, utilería, peñas barraqueñas y homenajes.
Finalmente, en mi club imaginario, se destacaba el Departamento Multidisciplinario que gestionaba todas las disciplinas federadas, como el tenis, patín, padle, natación, musculación, rugby, hockey sobre patines, handbal, gimnasia (desde la deportiva hasta la aeróbica), bochas, atletismo, básquet, voley, artes Marciales y hasta aeromodelismo y pesca deportiva.
Como ven, un amplio abanico institucional nucleado en un solo papelito y que tracé una tarde de hace años en el patio de mi casa, imaginando un club que lentamente se está apareciendo al perfil de entidad que habitó por ese entonces en mi imaginación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada