viernes, 30 de julio de 2010

EL SHOW DE CHERQUIS


Adiós al Diego.
Muerto el rey….viva el rey…!!!.
La AFA dio el golpe y Don Julio argumentando desavenencias no aclaradas con los colaboradores de ¨10¨, terminó sacándose de encima al ¨10¨.
Pero como siempre, el mandamás de la casa mayor del fútbol no da la cara. Teniendo en cuenta que los dirigentes cierran el pico y casi no opinan sobre el tema, la entidad de la calle Viamonte destina intermediarios para hacer trámites de gestión e información.
Para hablar con Maradona envió a un emisario; el presidente de Tristán Suarez (Granados) y para comunicar los avances de la comisión que desembocó en el alejamiento de DT de la nacional, destinó a un insoportable personaje periodístico llamado Ernesto Cherquis Bialo. Vocero de AFA y sucesor del legendario Washington Rivera.
Auto suficiente, canchereando la profesión, su experiencia, su ascendencia sobre el espectro periodístico, abusando de la retórica y sus lapsos, el que alguna vez despotricó contra TyC Sports bautizándolo ¨Torneos y Conveniencias¨, para poco tiempo después trabajar allí o el mismo que redescubrió a la ciudad de ¨Johanesbeeeerg¨, logró hacer de cada conferencia de prensa una novela de misterio, queriendo explicar lo inexplicable, respondiendo cuestionamientos sobre lo que no sabía o no podía decir.
Sus tediosas exposiciones, matizadas con léxicos rebuscados, palabras difíciles, nutridas dialéctica y nebulosos conceptos, no hicieron otra cosa que matizar una burda puesta en escena y la búsqueda de un protagonismo mediático que injustamente quiso tomar y que su hubiera evitado con la simple lectura de un comunicado. Lo cierto es que a la gente le gusta el chisme, el rumor, el murmullo y la novela; y Cherquis le dio al tropel lo que la horda le pidió.
El tema de la selección ameritaba la presencia en conferencia de prensa de Julio Grondona y Carlos Bilardo, pero en AFA se juega a las escondidas y al juego del rumor y ante ese marco históricamente misterioso, en la Asociación del Fútbol Argentino la verdad será siempre un invitado de piedra y sin vocero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada