miércoles, 19 de mayo de 2010

VAMOS A CONTAR MENTIRAS


Los seres humanos en general vivimos acostumbrados a que nos cuenten mentiras. Las mentiras forman parte de nuestro diario vivir y las necesitamos para vivir. Ya desde niños nuestras madres nos contaban historias figuradas, inventadas, improvisadas o extractadas de tradicionales cuentos, que no dejaban de ser otra cosa que mentiras. Nosotros, aún siendo pequeños, escuchabamos con pasión estos relatos sabiendo que no eran reales.
Los cierto es que las mentiras existen y existieron desde siempre. Sin ir más lejos, las bibliotecas están llenas de mentiras cobijadas en la mayoría de sus libros.
Todos nos cuentas mentiras, los políticos, nuestras novias, mujeres o amantes; los jefes o compañeros de trabajos también nos mienten. Falsedades, ficciones y disimulos decoran nuestras quiméricas vidas.
Los medios de comunicación nos mienten y hasta nosotros y quien escribe esta nota alguna vez ha mentido. Para protegernos, para destruir, por piedad, por ansiedad, por envidia o por malicia, la mentira es un instrumento del hombre para manejar al hombre.
Nos han mentido para invadir un país, nos mienten un valor estadístico. La historia está plagada de datos falaces e inventados.
Cómo podemos sobrevivir ante tanta apariencia si hasta nosotros mismos nos mentimos.
El valor de un hombre recae sobre sus verbo, no solamente sobre sus actos.
En el fútbol nuestro de cada día también debemos padecer lo postizo o lo ilegítimo. Un resultado puede ser mentiroso o una ideología se apuntala sobre posturas irreales defendidas como verdades absolutas.
Pero este es un buen momento para contar mentiras, me encanta hacerlo. Internet está lleno de mentirosos, especialmente en los sitios de búsqueda de parejas, comunidades, blogs y portales amistosos como Facebook, Twitter, etc. De tanto escucharlas amprendí a decirlas y me salen muy bien. Solo los desafío para que en este Blog ustedes las descubran. Notarán que mis mentiras no son otra cosas que verdades disfrazadas; apuesto a que no la advertirán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada